jueves, 7 de agosto de 2008

Momento oportuno

De alguna forma siempre he defendido que las cosas no suceden por azar, aleatoriamente y sin sentido, sino que a veces suceden en el momento determinado que tocaba que sucedieran, ni antes ni después, aunque no entendamos el sentido de muchas de ellas en el mismo instante en que ocurren.


No es una creencia de predestinación, para nada. Simplemente es la sensación de que cuando debemos aprender algo, la vida nos pone justo enfrente de aquello que hay que aprender irremediablemente, y que sólo cuando es el momento oportuno las cosas se dan, aunque nosotros no sepamos apreciarlos en el momento que suceden. Y si no aprendemos de la primera experiencia, ésta se acaba repitiendo de una u otra manera hasta que lo hacemos.


El tiempo siempre acaba poniendo las cosas en su sitio, en el lugar que le corresponde, aunque a veces nos estrangule con sus interminables segundos . Y para ello la vida nos da algo más que pistas, oportunidades continuas. Por eso.. ¡ démosle un empujoncito !

Y es que no hay fuerza más fuerte que la del deseo, aunque no sea voluntaria.


Al menos siempre he querido creerlo así...

2 comentarios:

MâKtü[b] dijo...

siempre se cree asi...

ya lo tengo en mi poder! xD

Missindiferencia dijo...

pues yo como que no se quien eres! xD pon alguna foto tuya o algo! jajaja

un beeesito!